Otto Dix: La representación del Horror

La trinchera tiene una profundidad de dos o tres hombres. Por tanto, los defensores se mueven por ella como por el fondo de un pozo, y, para poder observar el terreno que tienen delante o disparar contra el enemigo, tienen que subir por escalones hechos en la tierra o por escaleras de madera, al puesto de observación: una larga tarima o saliente practicado en el talud, de manera que quienes estén sobre él puedan asomar la cabeza y mirar. Sacos de tierra, pedruscos y planchas de acero constituyen el parapeto (…) Delante mismo y a lo largo de las trincheras se extiende, casi siempre en varias líneas, redes de alambradas, enrejados de púas de alambre que detienen a los asaltantes y permiten a los defensores disparar con toda tranquilidad (…)

Ernst Jünger, Tempestades de Acero (1920)

Autorretrato marcial (1915)

La cita inicial es la descripción de Ernst Jünger, aristócrata y oficial del ejército alemán, del panorama que se encontraban los soldados durante la lucha de trincheras en la I Guerra Mundial, o Gran Guerra. Posiblemente, este conflicto haya sido, en el sentido tradicional de “guerra”, el más atroz que la humanidad haya visto, y eso es algo que la gente que lo vivió lo supo. Lo supo Ernst Jünger y lo supo Otto Dix, con quien compartió en 1959 el reconocimiento de la Cruz del Mérito Federal en la RFA. Y esto soprende dado que ambos vivieron desde dentro las dos grandes guerras mundiales. ¿Qué tuvo pues la Gran Guerra para que la II Guerra Mundial y el Holocausto no sorprendiera (en demasía) a estos hombres? Si Jünger lo cuenta en sus libros, Dix lo representa.

Otto Dix (1891-1969) fue un pintor que pasó del expresionismo a la “Nueva Objetividad” alemana a lo largo de su carrera, y a pesar de la evolución de su estilo, hubo siempre algo que marcó su obra: sus experiencias durante la Gran Guerra, a la que se presentó voluntario por Alemania. El Horror que allí vió, y propiamente experimentó está vivo en sus obras, y las palabras sobran cuando las imágenes son mucho más elocuentes. Otto Dix habla por sus obras.

[Catálogo de obras de Dix]

Trincheras (1917)

Calavera (1924)

Tropas de asalto bajo el gas. (1924)

Guerra (1931)

Anuncios

Un pensamiento en “Otto Dix: La representación del Horror

  1. Pingback: Kubin: El Surrealismo nace en el Este « El Diablo está en los Detalles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s