Índices y rankings de revistas científicas

[The Black Crowes – Hard to Handle]

journalsEl tema del que quiero hablar es un tema tedioso, pesado, “jartible”, desesperante,… por lo menos cuando se hace por primera vez. Sin extenderme, se trata de la consulta de índices de revistas científicas y rankings en los que aparecen (y otros colmos de la investigación). La tarea básica de cualquier joven investigador que quiere hacerse un hueco y un nombre en la sociedad científica actual es publicar. Pero no publicar cualquier cosa de cualquier manera: existen categorías y “clases”. No es lo mismo publicar en una revista que en otra, y aunque publiques mucho, posiblemente veinte artículos en revistas variadas de calidad notable PERO que no aparecen en ningún ranking o índice de calidad científica valen muchísimo menos que un artículo publicado en una revista del primer cuartil de SJR (ahora diré qué es esto). Para ti puede que tu trabajo sea notable, pero para la administración evaluadora de tu trabajo de investigación no, porque ellos no se basan en TU trabajo, sino en donde aparece y el impacto que ha tenido. ¿Es una injusticia? Sí, pero es lo que hay y es como uno da cuenta de la actualidad de las investigaciones. Es un medio deficiente, pero es el mejor medio que tenemos. (Otra cosa es la posibilidad casi nula de publicar en una revista de prestigio a no ser que tengas un nombre. Tu investigación puede ser la pólvora, que si no tienes nombre te van a dar. O al contrario, que te publiquen un artículo basura sólo por el nombre. Pero esa es otra cuestión). Bueno, pues yo he tenido que llevar a cabo esta tarea de buscar cuáles son los medios de difusión de la investigación en mi campo para dos cosas: primero, conocer esos medios y mantenerme al día con los avances investigadores; segundo, para conocer los recursos que están a disposición de los investigadores en la red, desde índices y rankings de revistas, factor de impacto, índice de citas, etc., hasta la simple búsqueda de artículos y demás documentos.

Para empezar, uno tiene que centrar el objeto de su investigación para no perderse en la turba de revistas y medios científicos que hay por el mundo. Mi campo en concreto es, dentro de la Filosofía, la Estética (alguno dirá “la Filosofía no es científica”. Podéis decir misa si os place). Esto de la “especificación” del campo es una trampa ya de entrada para los investigadores, porque, una vez más a no ser que tengas un nombre y puedas publicar lo que quieras donde quieras, tienes que especializarte (para que las comisiones evaluadoras de la investigación puedan ordenarte bien). Es una trampa porque, por ejemplo en mi caso, a mi no me interesa “sólo” la estética como algo autónomo. A mi me interesa la relación “estética y política”, y “estética y ética”, en general, las relaciones entre estética y sociedad. La trampa es que pocas veces hay algo que satisfaga completamente las necesidades investigadoras. Es decir, hay revistas de política que traten ocasionalmente temas de “arte y política”, pero ninguna realmente mixta. Al contrario, hay muchas revistas de estética centradas en esa relación, pero pocas o ninguna que aparezcan en los índices que señalaré más adelante. Luego hay que, si quieres entrar en la élite investigadora, buscar revistas que aunque no tengan especial relevancia en tu campo concreto (porque, claro, dentro de la estética a su vez hay sub-especializaciones), sí se encargen de manera más general del campo que te interese, en este caso, la estética. Digo que esto es una trampa también porque igual al campo al que uno se quiere dedicar es tan minoritario que no hay revistas especializadas, lo cual hace replantearse a uno sus inclinaciones investigadoras y abandonarlas (o bregar por lo suyo). Otra “trampa” es la del idioma (como también expondré). Pongamos que las lenguas que yo domino son castellano y portugués, y mi campo son las “antropologías alternativas”. Resulta que en ninguno de esos dos idiomas hay revistas especializadas, hay revistas de antropología, pero todas alejadas de mi campo específico, más centradas, por ejemplo, en una antropología materialista. Resulta, además, que en inglés y en francés hay bastantes revistas de mi campo, pero por desgracia no domino esos idiomas. O una de dos, o aprendo inglés o francés para poder publicar en mi campo o cambio las inclinaciones de mi investigación. De hecho, para publicar en inglés hay de todo, pero en otros idiomas es más complicado encontrar el equilibrio entre “calidad” (entiéndase como “indexación”) y “especificidad”, a veces resultando una búsqueda estéril.

Pero me voy a centrar ya en mi propio proceso de búsqueda. Como he comentado, y voy a manejar ya la jerga de los índices (que salvo los “nacionales”, todos están en inglés), mi campo se suele encontrar en “Art&Humanities”>”Philosophy”. Aunque mi campo concreto es “Aesthetics”, ese no existe en los índices. Y, aunque también me interesa la política, ese es otro “subject” distinto: “Social Sciences”>”Political Sciences”. Suele ser confuso, porque la jerarquización varía dependiendo de los índices. Normalmente se encuentra como digo, pero puede variar. ¿Cuáles son estos índices? Pues yo me he basado principalmente en SJR (Scientific Journal Ranking) de SCImago, y en ERIH (European Reference Index for the Humanities) del Norwegian Social Sciences Data Service (NDS). Para la búsqueda en lengua castellana (toda latinoamérica, vamos, Portugal y Brasil también), está Latindex, y a nivel nacional (España) está la base de datos del CSIC (ISOC); DICE, del MEC; y otros organismos evaluadores (ANEP, CNEAI, etc.), pero ni punto de comparación con los internacionales. También es interesante lo que aparece en bases de datos como Art &Humanities Citation Index, British Humanities Index, Philosopher’s Index, Philpapers,… O en plataformas que agrupan bases de datos como ProQuest, Ulrich’s Web, Scopus, o el mismo Google Académico, también para ver el índice de impacto y la cantidad de veces citado de una revista o artículo. Por último, se puede citar la Web of Science (antes llamada Web of Knowlegde), muy buena para buscar artículos, pero nefasta para la calidad y el factor de impacto de las revistas de Art&Humanities de su índice, el JCR (Journal Citation Report), en el cual ni siquiera aparecen.

Página de búsqueda de SCImago

Página de búsqueda de SCImago

Una vez que se tienen los índices, aparece otra pregunta crucial: ¿Cómo usarlos? Son muchos, distintos, con clasificaciones distintas, en las que unas revistas aparecen y otras no. Entonces, ¿de cuál fiarse? Bueno, lo mejor en todo caso es comparar índices. SJR usa una clasificación por “cuartiles”, y las revistas del primer cuartil, “Q1”, pues obviamente tienen una mejor posición y su calidad se supone mayor. (Revistas españolas en SJR, categoría Philosophy, son pocas, y menos en Q1). Por su parte, ERIH se basa en la distinción entre INT1 (alcance internacional importante), INT2 (alcance internacional de segunda fila), y NAT (importancia más que nada nacional). La comparación entre ambos índices es… complicada, porque hay (y está comprobado) revistas del Q1 de SJR que están en INT2 o NAT en ERIH, o al contrario, o simplemente hay revistas que no aparecen en alguno de los dos. La cosa se agrava más si el campo de búsqueda es “tan marginal” como lo es Aesthetics. Buscar por tema es difícil, y por título, aunque aparecen las que “tienen que aparecer”, puede ser que, al buscar por “aesthetics”, no aparezcan revistas que traten sobre estética pero en su título no aparezcan. (Asímismo, es recomendable buscar con el término en otros idiomas: Estética, Ästhetik, Esthétique, etc.). O, y este sería el colmo, que haya revistas importantes sobre el tema, con la palabra en el título, pero que no aparezcan en ninguno de los índices (esto me ha pasado con la revista “Aesthetics and Ethics”). Estos “problemas” de la búsqueda se pueden considerar otra “trampa”, pero en el fondo simplemente hay que ser un poco avispado para jugar con las búsquedas y los términos. A mi me ayudó bastante la American Society of Aesthetics, que tienen un apartado de juornals que consideran relevantes (caso curioso, una vez más, que alguna de las que ellos citan no aparecen en ninguno de los índices, como la española A parte rei, así como una aridez pasmosa en revistas francesas). El uso de las bases de datos propias de las revistas más conocidas o de asociaciones como la citada también resultan de ayuda en la comparativa.

Paso ya a mi búsqueda. Aparte de buscar concretamente revistas sobre estética, también se puede hacer búsqueda en torno a temas. En mi caso, mis topics fueron “aesthetics”, “arts”, “politic/policy”, “ethics”, “social value (of art)”, “modern art”, “marxism”, “Adorno (author)”, etc. Todos juntos y arremolinados para que dieran, más o menos, artículos y revistas en las que estos temas se dieran más frecuentemente. El resultado fue algo decepcionante, porque, como decía, no hay revistas especializadas en temas tan concretos, y si las hay (que las hay), no aparecen en los índices. Si no aparecen “no son relevantes”, aunque lo sean. Paradojas de la investigación científica: la “visibilidad” y sus contradicciones. Cruzando los resultados en SJR y ERIH, los resultados más relevantes fueron los siguientes:

  • British Journal of Aesthetics: Q1 / INT1
  • Journal of Aesthetics and Art Criticism: Q1 / INT1
  • Journal of Aesthetics and Culture: Q2 / x
  • Res. Anthropology and Aesthetics: Q3 / INT1
  • Estetika. The central european journal of aesthetics: Q3 / INT2
  • Zeitschrift für Ästhetik und allgemeine Kunstwissenschaft: x / INT2
  • Agalma. Rivista di studi culturali e di estética: x / INT2

Los principales temas que aparecían eran sobre todo “modern art”, discusiones sobre la tradición estética occidental (de Kant al marxismo, sobre todo), “art criticism”, “mass media”, “experience”, y temas relacionados. Es un triste hecho que, a pesar de haber buenas revistas de estética en castellano, en ninguno de los dos índices aparece alguna. Por ello, y para no dejar fuera la investigación en nuestro idioma, hice la búsqueda en Latindex, cuyo criterio de calidad se basa en el cumplimiento por parte de las revistas de una serie de “tips”, 33 si sale sólo en formato físico y 3 más para el formato electrónico. Además tenemos herramientas como Dialnet que también tiene la clasificación CIRC. Por otro lado, la selección de revistas en castellano tiende a ser más romántica, por tener una cierta cercanía a la misma. Seleccioné tres revistas (aunque hay más):

  • Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas (UNAM): Lat 28 / CIRC – C
  • Fedro. Revista de estética y teoría de las artes: Lat 30 / CIRC – D
  • Constelaciones. Revista de Teoría Crítica: Lat 36 / CIRC – D

Esto es sólo una muestra realizada en torno a esos recursos que son importantísimos para los investigadores hoy día. Está claro que hay más, pero se está sacrificando tal vez la visibilidad de la investigación, por un lado, y la puntuación con respecto al futuro académico. Hay otras revistas, de carácter más generalista, con buenas puntuaciones, en las que también hay alcance a temas concretos, como, en mi caso, puede ser Crítica, Análisis Filosófico, Theorema,  Journal of Philosophy, New Left Review, etc., u otras más concretas pero con distinto alcance (como la citada Aesthetics & Ethics). ¿Es todo muy cínico? Sí. ¿Representan estos índices la verdadera relevancia de una investigación publicada? Probablemente no. Pero los criterios que tienen a la hora de realizar los rankings suelen basarse en elementos objetivos (regularidad, índice de citas, etc.), que al final puede resultar un círculo vicioso (a mi me dan más puntuación, por lo que la gente me va a elegir a mi antes que a otra revista, con lo que voy a seguir teniendo más puntuación, con lo que…), pero son índices muy útiles, también para mejorar en nuestras investigaciones, porque vemos lo que está a la orden del día, los temas más recurrentes, las polémicas más actuales. De hecho, creo que la principal utilidad de estos recursos es esa, más que los propios rankings: buscar artículos y encontrar espacios comunes de investigación con gente diversa. Espero que este artículo sea de utilidad para los jóvenes investigadores que se encuentran un poco perdidos en sus procelosos mares. E intentado hacer un inventario de todos los recursos que he encontrado, aunque hay más de distinta índole que no he puesto, como el maravilloso Flow de ProQuest, o EndNote. Pero ese es otro artículo.

stack-of-scientific-journals

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s